miércoles, 30 de diciembre de 2015

La novia - Paula Ortiz

Título: La novia
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Esp / 93' / Versión original
Director: Paula Ortiz
Reparto: Inma Cuesta, Asier Etxeandía, Álex García, Luisa Gavasa, Carlos Álvarez-Novoa, Ana Fernández, Leticia Dolera

Sinopsis: Adaptación de "Bodas de sangre", de Lorca. Desde pequeños, Leonardo, el novio y la novia han formado un triángulo inseparable. Sin embargo, las cosas se han complicado mucho últimamente: el novio y la novia se van a casar, pero entre ella y Leonardo siempre ha habido algo más que amistad. La tensión entre ambos cada vez es mayor, como un hilo invisible que no pueden explicar, pero tampoco romper. (FILMAFFINITY)


Comentario personal:  Podría parece que últimamente el cine español se acaba con unos cuantos apellidos, no importa si son vascos o catalanes, pero no. Hay vida más allá, con propuestas tan serias como Truman, Techo y comida o esta La novia. De Paula Ortiz no he visto ni su anterior largo (De tu ventana a la mía) ni ninguno de sus cortos, y ahora siento la imperiosa necesidad de recuperarlo todo; me ha conquistado por su estética, por su visión de las historias y por los actores con los que cuenta en sus proyectos. Basada en la obra teatral Bodas de sangre de Federico García Lorca, es fiel al espíritu del texto, conserva diálogos, pero tambien se toma alguna libertad, como por ejemplo con esa novia que Lorca respeto más de lo que hace Paula Ortiz (no entro más en detalles, pero los que hagan el ejercicio de comparar el texto con la película sabrán a lo que me refiero). No me extrañan esas 12 nominaciones a los premios Goya. Seguro que caerán unos cuantos. (* * * *)

martes, 29 de diciembre de 2015

Bodas de sangre - Federico García Lorca


Título: Bodas de sangre
Autor: Federico García Lorca
Año: 1932


Edición: Austral
Pág.:71


 "¿Por qué me miras así? Tienes una espina en cada ojo." (Frag.)


 "No quiero contigo cama ni cena y no hay un minuto del día que estar contigo no quiera." (Frag.)



Autor: Federico García Lorca (Fuentevaqueros, 5 de junio de 1898 - Víznar, 19 de agosto de 1936). En 1915 comienza a estudiar Filosofía y Letras, así como Derecho, en la Universidad de Granada. En 1919 se traslada a Madrid y se instala en la Residencia de Estudiantes, coincidiendo con numerosos literatos e intelectuales.
Junto a un grupo de intelectuales granadinos funda en 1928 la revista Gallo, de la que sólo salen 2 ejemplares. En 1929 viaja a Nueva York y a Cuba. Dos años después funda el grupo teatral universitario La Barraca, para acercar el teatro al pueblo, y en 1936 vuelve a Granada donde es detenido y fusilado por sus ideas liberales.
Escribe tanto poesía como teatro, si bien en los últimos años se volcó más en este último, participando no sólo en su creación sino también en la escenificación y el montaje. Lorca emplea rasgos líricos, míticos y simbólicos, y recurre tanto a la canción popular como a la desmesura calderoniana o al teatro de títeres. En su teatro lo visual es tan importante como lo lingüístico, y predomina siempre el dramatismo. (CERVANTES.ES)
Sinopsis: Es una producción poética y teatral que se centra en el análisis de un sentimiento trágico. Desde lo antiguo y lo moderno, en la manera de ver la tragedia. Todo ello enmarcado en un paisaje andaluz trágico y universal.
El tema principal tratado en este gran drama es la vida y la muerte. Pero de un modo arcano y ancestral, en la que figuran mitos, leyendas y paisajes que introducen al lector en un mundo de sombrías pasiones que derivan en los celos, la persecución y en el trágico final: la muerte. El amor se destaca como la única fuerza que puede vencerla.
La obra recoge unas costumbres de la tierra del autor, que aún perduran. Todo ello a partir de objetos simbólicos que anuncian la tragedia. Es constante en la obra de Lorca la obsesión por el puñal, el cuchillo y la navaja, que en Bodas de sangre atraen la fascinación y, a la vez, presagian la muerte.
Los acontecimientos trágicos y reales en los que podría basarse la obra de Lorca se produjeron el 22 de julio de 1928 en el Cortijo del fraile, Níjar, Almería. Lorca los conoció por la prensa, si bien la escritora y activista almeriense Carmen de Burgos, originaria de Níjar, ya había escrito una novela corta sobre el suceso anterior a Bodas de sangre, llamada Puñal de claveles, que fue también inspiración para el autor granadino. (WIKIPEDIA.ORG)
Comentario personal: Lorca es pasión, es drama, es tragedia, es imagen poética. Leo Bodas de sangre a colación del estreno de La novia de Paula Ortiz, película que adapta libremente el texto de Lorca y de la que hablaré en breve en este blog.
Volviendo al texto del poeta granadino, está repleto de imagenes muy potentes, de unos personajes viscerales que encierran historias trágicas. Pero también es pasión, pasión carnal, loca pasión que no tiene cómo ni por qué; simplemente es. Hay algún elemento fantástico, que aleja un poco la obra de la verosimilitud, pero que no menoscaba para nada la grandeza del texto. Recomendable sin lugar a duda. (* * * *)

lunes, 28 de diciembre de 2015

Star Wars: el despertar de la fuerza - J.J.Abrams


Título: Star Wars: el despertar de la fuerza
Título original: Star Wars. Episode VII: The Force Awakens
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Usa / 135' / Versión 3D doblada
Director: J.J.Abrams
Reparto: Daisy Ridley, John Boyega, Adam Driver, Harrison Ford, Carrie Fisher, Oscar Isaac

Sinopsis: Treinta años después de la victoria de la Alianza Rebelde sobre la segunda Estrella de la Muerte (hechos narrados en el Episodio VI: El retorno del Jedi), la galaxia está todavía en guerra. Una nueva República se ha constituido, pero una siniestra organización, la Primera Orden, ha resurgido de las cenizas del Imperio Galáctico. A los héroes de antaño, que luchan ahora en la Resistencia, se suman nuevos héroes: Poe Dameron, un piloto de caza, Finn, un desertor de la Primera Orden, Rey, una joven chatarrera, y BB-8, un androide rodante. Todos ellos luchan contra las fuerzas del Mal: el Capitán Phasma, de la Primera Orden, y Kylo Ren, un temible y misterioso personaje que empuña un sable de luz roja. (FILMAFFINITY)


Comentario personal:   La esencia de La guerra de las galaxias ha vuelto. Con unos cuantos años más, pero ahí están Hans Solo (Harrison Ford), la princesa Leia (Carrie Fisher) y un fugaz Luke Skywalker (Mark Hamill). Vienen a dar el relevo a la nueva generación, liderada por Rey (Daisy Ridley), Finn (John Boyega) y Kylo Ren (Adam Driver). George Lucas no dirige, y visto lo que hizo con los episodios I, II y III, hemos salido ganando. La saga, ahora está en manos de J.J.Abrams, como ya lo estuvieron un par de películas de Star Trek (quién lo diría que estas dos sagas acabarían compartiendo director). La nueva generación de galácticos destila la misma aventura y humor que las tres originales, con efectos especiales espectaculares, como no podía ser de otro modo, y la siempre mágica música del incombustible John Williams. ¡Star Wars ha vuelto! (* * * *)

sábado, 26 de diciembre de 2015

El puente de los espías - Steven Spielberg


Título: El puente de los espías
Título original: Bridge of spies
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Usa / 135' / Versión doblada
Director: Steven Spielberg
Reparto: Tom Hanks, Mark Rylance, Amy Ryan, Scott Shepherd, Sebastian Koch


Sinopsis: James Donovan (Tom Hanks), un abogado de Brooklyn (Nueva York) se ve inesperadamente involucrado en la Guerra Fría entre su país y la URSS cuando la mismísima CIA le encarga una difícil misión: negociar la liberación de un piloto estadounidense (Austin Stowell) capturado por la Unión Soviética. (FILMAFFINITY)


Comentario personal:   Cine de otra época; tanto por el tema como por la ejecución. Nadie va a negar que Steven Spielberg es uno de los grandes autores del cine americano contemporáneo, pero este Puente de los espías no aporta nada nuevo. Bien dirigida, con guión de los hermanos Coen (¡quién lo diría!), con un gran papel de Tom Hanks que es un seguro de interpretación, pero sin la chispa que haga del visionado de la película algo extraordinario. Por cierto, un día podríamos hablar de los tráilers que superan a las películas: en este caso, el tráiler crea una expectativa de más acción de la que entrega los 135 minutos de metraje. (* * *)

jueves, 24 de diciembre de 2015

El cuento de navidad de Auggie Wren - Paul Auster

Le oí este cuento a Auggie Wren. Dado que Auggie no queda demasiado bien en él, por lo menos no todo lo bien que a él le habría gustado, me pidió que no utilizara su verdadero nombre. Aparte de eso, toda la historia de la cartera perdida, la anciana ciega y la comida de Navidad es exactamente como él me la contó.

Auggie y yo nos conocemos desde hace casi once años. Él trabaja detrás del mostrador de un estanco en la calle Court, en el centro de Brooklyn, y como es el único estanco que tiene los puritos holandeses que a mí me gusta fumar, entro allí bastante a menudo. Durante mucho tiempo apenas pensé en Auggie Wren. Era el extraño hombrecito que llevaba una sudadera azul con capucha y me vendía puros y revistas, el personaje pícaro y chistoso que siempre tenía algo gracioso que decir acerca del tiempo, de los Mets o de los políticos de Washington, y nada más.

Pero luego, un día, hace varios años, él estaba leyendo una revista en la tienda cuando casualmente tropezó con la reseña de un libro mío. Supo que era yo porque la reseña iba acompañada de una fotografía, y a partir de entonces las cosas cambiaron entre nosotros. Yo ya no era simplemente un cliente más para Auggie, me había convertido en una persona distinguida. A la mayoría de la gente le importan un comino los libros y los escritores, pero resultó que Auggie se consideraba un artista. Ahora que había descubierto el secreto de quién era yo, me adoptó como a un aliado, un confidente, un camarada. A decir verdad, a mí me resultaba bastante embarazoso. Luego, casi inevitablemente, llegó el momento en que me preguntó si estaría yo dispuesto a ver sus fotografías. Dado su entusiasmo y buena voluntad, no parecía que hubiera manera de rechazarle.

Dios sabe qué esperaba yo. Como mínimo, no era lo que Auggie me enseñó al día siguiente. En una pequeña trastienda sin ventanas abrió una caja de cartón y sacó doce álbumes de fotos negros e idénticos. Dijo que aquélla era la obra de su vida, y no tardaba más de cinco minutos al día en hacerla. Todas las mañanas durante los últimos doce años se había detenido en la esquina de la Avenida Atlantic y la calle Clinton exactamente a las siete y había hecho una sola fotografía en color de exactamente la misma vista. El proyecto ascendía ya a más de cuatro mil fotografías. Cada álbum representaba un año diferente y todas las fotografías estaban dispuestas en secuencia, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre, con las fechas cuidadosamente anotadas debajo de cada una.

Mientras hojeaba los álbumes y empezaba a estudiar la obra de Auggie, no sabía qué pensar. Mi primera impresión fue que se trataba de la cosa más extraña y desconcertante que había visto nunca. Todas las fotografías eran iguales. Todo el proyecto era un curioso ataque de repetición que te dejaba aturdido, la misma calle y los mismos edificios una y otra vez, un implacable delirio de imágenes redundantes. No se me ocurría qué podía decirle a Auggie; así que continué pasando las páginas, asintiendo con la cabeza con fingida apreciación. Auggie parecía sereno, mientras me miraba con una amplia sonrisa en la cara, pero cuando yo llevaba ya varios minutos observando las fotografías, de repente me interrumpió y me dijo:

—Vas demasiado deprisa. Nunca lo entenderás si no vas más despacio.

Tenía razón, por supuesto. Si no te tomas tiempo para mirar, nunca conseguirás ver nada. Cogí otro álbum y me obligué a ir más pausadamente. Presté más atención a los detalles, me fijé en los cambios en las condiciones meteorológicas, observé las variaciones en el ángulo de la luz a medida que avanzaban las estaciones. Finalmente pude detectar sutiles diferencias en el flujo del tráfico, prever el ritmo de los diferentes días (la actividad de las mañanas laborables, la relativa tranquilidad de los fines de semana, el contraste entre los sábados y los domingos). Y luego, poco a poco, empecé a reconocer las caras de la gente en segundo plano, los transeúntes camino de su trabajo, las mismas personas en el mismo lugar todas las mañanas, viviendo un instante de sus vidas en el objetivo de la cámara de Auggie.

Una vez que llegué a conocerles, empecé a estudiar sus posturas, la diferencia en su porte de una mañana a la siguiente, tratando de descubrir sus estados de ánimo por estos indicios superficiales, como si pudiera imaginar historias para ellos, como si pudiera penetrar en los invisibles dramas encerrados dentro de sus cuerpos. Cogí otro álbum. Ya no estaba aburrido ni desconcertado como al principio. Me di cuenta de que Auggie estaba fotografiando el tiempo, el tiempo natural y el tiempo humano, y lo hacía plantándose en una minúscula esquina del mundo y deseando que fuera suya, montando guardia en el espacio que había elegido para sí. Mirándome mientras yo examinaba su trabajo, Auggie continuaba sonriendo con gusto. Luego, casi como si hubiera estado leyendo mis pensamientos, empezó a recitar un verso de Shakespeare.

—Mañana y mañana y mañana —murmuró entre dientes—, el tiempo avanza con pasos menudos y cautelosos.

Comprendí entonces que sabía exactamente lo que estaba haciendo.

Eso fue hace más de dos mil fotografías. Desde ese día Auggie y yo hemos comentado su obra muchas veces, pero hasta la semana pasada no me enteré de cómo había adquirido su cámara y empezado a hacer fotos. Ése era el tema de la historia que me contó, y todavía estoy esforzándome por entenderla.

A principios de esa misma semana me había llamado un hombre del New York Times y me había preguntado si querría escribir un cuento que aparecería en el periódico el día de Navidad. Mi primer impulso fue decir que no, pero el hombre era muy persuasivo y amable, y al final de la conversación le dije que lo intentaría. En cuanto colgué el teléfono, sin embargo, caí en un profundo pánico. ¿Qué sabía yo sobre la Navidad?, me pregunté. ¿Qué sabía yo de escribir cuentos por encargo?

Pasé los siguientes días desesperado; guerreando con los fantasmas de Dickens, O. Henry y otros maestros del espíritu de la Natividad. Las propias palabras “cuento de Navidad” tenían desagradables connotaciones para mí, en su evocación de espantosas efusiones de hipócrita sensiblería y melaza. Ni siquiera los mejores cuentos de Navidad eran otra cosa que sueños de deseos, cuentos de hadas para adultos, y por nada del mundo me permitiría escribir algo así. Sin embargo, ¿cómo podía nadie proponerse escribir un cuento de Navidad que no fuera sentimental? Era una contradicción en los términos, una imposibilidad, una paradoja. Sería como tratar de imaginar un caballo de carreras sin patas o un gorrión sin alas.

No conseguía nada. El jueves salí a dar un largo paseo, confiando en que el aire me despejaría la cabeza. Justo después del mediodía entré en el estanco para reponer mis existencias, y allí estaba Auggie, de pie detrás del mostrador, como siempre. Me preguntó cómo estaba. Sin proponérmelo realmente, me encontré descargando mis preocupaciones sobre él.

—¿Un cuento de Navidad? —dijo él cuando yo hube terminado. ¿Sólo es eso? Si me invitas a comer, amigo mío, te contaré el mejor cuento de Navidad que hayas oído nunca. Y te garantizo que hasta la última palabra es verdad.

Fuimos a Jack’s, un restaurante angosto y ruidoso que tiene buenos sándwiches de pastrami y fotografías de antiguos equipos de los Dodgers colgadas de las paredes. Encontramos una mesa al fondo, pedimos nuestro almuerzo y luego Auggie se lanzó a contarme su historia.

—Fue en el verano del setenta y dos —dijo. Una mañana entró un chico y empezó a robar cosas de la tienda. Tendría unos diecinueve o veinte años, y creo que no he visto en mi vida un ratero de tiendas más patético. Estaba de pie al lado del expositor de periódicos de la pared del fondo, metiéndose libros en los bolsillos del impermeable. Había mucha gente junto al mostrador en aquel momento, así que al principio no le vi. Pero cuando me di cuenta de lo que estaba haciendo, empecé a gritar. Echó a correr como una liebre, y cuando yo conseguí salir de detrás del mostrador, él ya iba como una exhalación por la avenida Atlantic. Le perseguí más o menos media manzana, y luego renuncié. Se le había caído algo, y como yo no tenía ganas de seguir corriendo me agaché para ver lo que era.

Resultó que era su cartera. No había nada de dinero, pero sí su carné de conducir junto con tres o cuatro fotografías. Supongo que podría haber llamado a la poli para que le arrestara. Tenía su nombre y dirección en el carné, pero me dio pena. No era más que un pobre desgraciado, y cuando miré las fotos que llevaba en la cartera, no fui capaz de enfadarme con él. Robert Goodwin. Así se llamaba. Recuerdo que en una de las fotos estaba de pie rodeando con el brazo a su madre o abuela. En otra estaba sentado a los nueve o diez años vestido con un uniforme de béisbol y con una gran sonrisa en la cara. No tuve valor. Me figuré que probablemente era drogadicto. Un pobre chaval de Brooklyn sin mucha suerte, y, además, ¿qué importaban un par de libros de bolsillo?

Así que me quedé con la cartera. De vez en cuando sentía el impulso de devolvérsela, pero lo posponía una y otra vez y nunca hacía nada al respecto. Luego llega la Navidad y yo me encuentro sin nada que hacer. Generalmente el jefe me invita a pasar el día en su casa, pero ese año él y su familia estaban en Florida visitando a unos parientes. Así que estoy sentado en mi piso esa mañana compadeciéndome un poco de mí mismo, y entonces veo la cartera de Robert Goodwin sobre un estante de la cocina. Pienso qué diablos, por qué no hacer algo bueno por una vez, así que me pongo el abrigo y salgo para devolver la cartera personalmente.

La dirección estaba en Boerum Hill, en las casas subvencionadas. Aquel día helaba, y recuerdo que me perdí varias veces tratando de encontrar el edificio. Allí todo parece igual, y recorres una y otra vez la misma calle pensando que estás en otro sitio. Finalmente encuentro el apartamento que busco y llamo al timbre. No pasa nada. Deduzco que no hay nadie, pero lo intento otra vez para asegurarme. Espero un poco más y, justo cuando estoy a punto de marcharme, oigo que alguien viene hacia la puerta arrastrando los pies. Una voz de vieja pregunta quién es, y yo contesto que estoy buscando a Robert Goodwin.

—¿Eres tú, Robert? —dice la vieja, y luego descorre unos quince cerrojos y abre la puerta.

Debe tener por lo menos ochenta años, quizá noventa, y lo primero que noto es que es ciega.

—Sabía que vendrías, Robert —dice—. Sabía que no te olvidarías de tu abuela Ethel en Navidad.

Y luego abre los brazos como si estuviera a punto de abrazarme.

Yo no tenía mucho tiempo para pensar, ¿comprendes? Tenía que decir algo deprisa y corriendo, y antes de que pudiera darme cuenta de lo que estaba ocurriendo, oí que las palabras salían de mi boca.

—Está bien, abuela Ethel —dije—. He vuelto para verte el día de Navidad.

No me preguntes por qué lo hice. No tengo ni idea. Puede que no quisiera decepcionarla o algo así, no lo sé. Simplemente salió así y de pronto, aquella anciana me abrazaba delante de la puerta y yo la abrazaba a ella.

No llegué a decirle que era su nieto. No exactamente, por lo menos, pero eso era lo que parecía. Sin embargo, no estaba intentando engañarla. Era como un juego que los dos habíamos decidido jugar, sin tener que discutir las reglas. Quiero decir que aquella mujer sabía que yo no era su nieto Robert. Estaba vieja y chocha, pero no tanto como para no notar la diferencia entre un extraño y su propio nieto. Pero la hacía feliz fingir, y puesto que yo no tenía nada mejor que hacer, me alegré de seguirle la corriente.

Así que entramos en el apartamento y pasamos el día juntos. Aquello era un verdadero basurero, podría añadir, pero ¿qué otra cosa se puede esperar de una ciega que se ocupa ella misma de la casa? Cada vez que me preguntaba cómo estaba yo le mentía. Le dije que había encontrado un buen trabajo en un estanco, le dije que estaba a punto de casarme, le conté cien cuentos chinos, y ella hizo como que se los creía todos.

—Eso es estupendo, Robert —decía, asintiendo con la cabeza y sonriendo. Siempre supe que las cosas te saldrían bien.

Al cabo de un rato, empecé a tener hambre. No parecía haber mucha comida en la casa, así que me fui a una tienda del barrio y llevé un montón de cosas. Un pollo precocinado, sopa de verduras, un recipiente de ensalada de patatas, pastel de chocolate, toda clase de cosas. Ethel tenía un par de botellas de vino guardadas en su dormitorio, así que entre los dos conseguimos preparar una comida de Navidad bastante decente. Recuerdo que los dos nos pusimos un poco alegres con el vino, y cuando terminamos de comer fuimos a sentarnos en el cuarto de estar, donde las butacas eran más cómodas. Yo tenía que hacer pis, así que me disculpé y fui al cuarto de baño que había en el pasillo. Fue entonces cuando las cosas dieron otro giro. Ya era bastante disparatado que hiciera el numerito de ser el nieto de Ethel, pero lo que hice luego fue una verdadera locura, y nunca me he perdonado por ello.

Entro en el cuarto de baño y, apiladas contra la pared al lado de la ducha, veo un montón de cámaras, seis o siete, de treinta y cinco milímetros, completamente nuevas, aún en sus cajas, mercancía de primera calidad. Deduzco que eso es obra del verdadero Robert, un sitio donde almacenar botín reciente. Yo no había hecho una foto en mi vida, y ciertamente nunca había robado nada, pero en cuanto veo esas cámaras en el cuarto de baño, decido que quiero una para mí. Así de sencillo. Y, sin pararme a pensarlo, me meto una de las cajas bajo el brazo y vuelvo al cuarto de estar.

No debí ausentarme más de unos minutos, pero en ese tiempo la abuela Ethel se había quedado dormida en su butaca. Demasiado Chianti, supongo. Entré en la cocina para fregar los platos y ella siguió durmiendo a pesar del ruido, roncando como un bebé. No parecía lógico molestarla, así que decidí marcharme. Ni siquiera podía escribirle una nota de despedida, puesto que era ciega y todo eso, así que simplemente me fui. Dejé la cartera de su nieto en la mesa, cogí la cámara otra vez y salí del apartamento. Y ése es el final de la historia.

—¿Volviste alguna vez? —le pregunté.

—Una sola —contestó. Unos tres o cuatro meses después. Me sentía tan mal por haber robado la cámara que ni siquiera la había usado aún. Finalmente tomé la decisión de devolverla, pero la abuela Ethel ya no estaba allí. No sé qué le había pasado, pero en el apartamento vivía otra persona y no sabía decirme dónde estaba ella.

—Probablemente había muerto.

—Sí, probablemente.

—Lo cual quiere decir que pasó su última Navidad contigo.

—Supongo que sí. Nunca se me había ocurrido pensarlo.

—Fue una buena obra, Auggie. Hiciste algo muy bonito por ella.

—Le mentí y luego le robé. No veo cómo puedes llamarle a eso una buena obra.

—La hiciste feliz. Y además la cámara era robada. No es como si la persona a quien se la quitaste fuese su verdadero propietario.

—Todo por el arte, ¿eh, Paul?

—Yo no diría eso. Pero por lo menos le has dado un buen uso a la cámara.

—Y ahora tienes un cuento de Navidad, ¿no?

—Sí —dije—. Supongo que sí.

Hice una pausa durante un momento, mirando a Auggie mientras una sonrisa malévola se extendía por su cara. Yo no podía estar seguro, pero la expresión de sus ojos en aquel momento era tan misteriosa, tan llena del resplandor de algún placer interior, que repentinamente se me ocurrió que se había inventado toda la historia. Estuve a punto de preguntarle si se había quedado conmigo, pero luego comprendí que nunca me lo diría. Me había embaucado, y eso era lo único que importaba. Mientras haya una persona que se la crea, no hay ninguna historia que no pueda ser verdad.

—Eres un as, Auggie —dije—. Gracias por ayudarme.

—Siempre que quieras —contestó él, mirándome aún con aquella luz maníaca en los ojos. Después de todo, si no puedes compartir tus secretos con los amigos, ¿qué clase de amigo eres?

—Supongo que estoy en deuda contigo.

—No, no. Simplemente escríbela como yo te la he contado y no me deberás nada.

—Excepto el almuerzo.

—Eso es. Excepto el almuerzo.

Devolví la sonrisa de Auggie con otra mía y luego llamé al camarero y pedí la cuenta.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Paul Auster escribió este cuento por encargo del New York Times y se publicó el día de Navidad de 1990. El director de cine Wayne Wang lo leyó en su casa, en San Francisco, y convenció a Paul Auster para que escribiera el guión de una película, que sería “Smoke”(1995). La película acaba precisamente con Paul y Auggie sentados en una cafetería, con Auggie explicando el cuento. Una vez acabada la escena, y durante los títulos de crédito (a partir del minuto 4.34 del video que incluyo), se desarrolla una escena en blanco y negro, con la canción "You're Innocent When You Dream", interpretada por Tom Waits, como banda sonora; no os la perdáis.


Feliz navidad a tod@s.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

El club - Pablo Larraín


Título: El club
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Chile / 98' / Versión original
Director: Pablo Larraín
Reparto: Roberto Farias, Antonia Zegers, Alfredo Castro, Alejandro Goic, Alejandro Sieveking, Jaime Vadell, Marcelo Alonso


Sinopsis: Cuatro hombres conviven en una retirada casa de un pueblo costero, bajo la mirada de una cuidadora. Los cuatro hombres son curas y están ahí para purgar sus pecados. La rutina y tranquilidad del lugar se rompe cuando llega un atormentado quinto sacerdote y los huéspedes reviven el pasado que creían haber dejado atrás. (FILMAFFINITY)


Comentario personal:  una casa situada en un pequeño pueblo encierra lo más podrido de la iglesia católica. Cada uno está ahí por un motivo, pero todos comparten un negro pasado como sacerdotes. La llegada de un nuevo inquilino a la casa, desencadenará una serie de sucesos que alterarán la vida en la casa. Pablo Larraín, del que ya había visto su anterior trabajo "No", aborda aquí un tema espinoso, desagradable, y no te deja indiferente. Estás inquieto en la butaca todo el metraje, con una sensación de desasosiego que te acompaña hasta los créditos finales y más allá. (* * *)


martes, 22 de diciembre de 2015

Rams (el valle de los carneros) - Grimur Hakonarson

Título: Rams (el valle de los carneros)
Título original: Hrútar (Rams)
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Islandia / 93' / Versión original subtitulada
Director: Grimur Hakonarson
Reparto: Sigurour Sigurjonsson, Theodor Júliusson, Charlotte Boving, Jon Benonysson

Sinopsis: Gummi y Kiddi son vecinos y hermanos en un solitario valle de Islandia. Se dedican al cuidado de sus ovejas, premiadas en numerosas ocasiones como las mejores de todo el país por su antiguo y ancestral linaje. Aunque comparten tierras y estilo de vida, Gummi y Kiddi no se hablan desde hace décadas.

Tras un concurso ovino descubren que una enfermedad mortal y repentina infecta una de las ovejas de Kiddi, por lo que todo el valle se verá amenazado y las autoridades se verán obligadas a sacrificar a todo el ganado de la zona para frenar la enfermedad. Esto se convierte en una sentencia de muerte para algunos granjeros, que tienen en las ovejas su principal fuente de ingresos. Pero Gummi y Kiddi no se rinden tan fácilmente aunque para hacer frente a las autoridades tengan que dejar a un lado viejas rencillas. (Fuente: notas de producción)

Comentario personal: Está visualmente bella película de entorno rural nos da una lección de vida. Con mínimos diálogos, Hakonarson nos explica una historia actual en un perdido valle de Islandia, que es un historia de siempre, que se repite desde que existe la humanidad, en cualquier rincón del mundo. Y ahí reside su grandeza. Gran trabajo de la pareja de hermanos que interpretan Sigurjonsson y Júliusson. (* * * *)


lunes, 21 de diciembre de 2015

EMM 14 - En Mi Mesa Noviembre 2015


Las dos nuevas incorporaciones de este mes de noviembre han sido: "Kassel no invita a la lógica" de Enrique Vila-Matas (Booket) y una nueva edición de "Nada" de Carmen Laforet en Austral.

domingo, 20 de diciembre de 2015

Victoria - Sebastian Schipper

Título: Victoria
Título original: Victoria
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Alemania / 140' / Versión original subtitulada
Director: Sebastian Schipper
Reparto: Laia Costa, Frederick Lau, Franz Rogowski, Max Mauff

Sinopsis: Rodada en un único plano secuencia, el film tiene como escenario el famoso barrio berlinés de Kreuzberg. La cámara es testigo de todo lo que le pasa a la joven Victoria, una joven española en Berlín, durante dos horas de su vida: desde las cuatro de la mañana hasta las seis: desde que conoce a cuatro jóvenes para los que la noche acaba de empezar, y cómo en ese breve periodo de tiempo le suceden cosas que darán un giro total a su vida. (FILMAFFINITY)

Comentario personal:  Normalmente el plano secuencia sirve para seguir la acción de los personajes a lo largo de un espacio o para mostrar ese espacio. Antes del cine digital, la duración máxima de un plano secuencia no podía ser superior a los 10-12 minutos, por cuestión del metraje de las bobinas. Con la era digital, se ha roto ese límite, y Sebastian Schipper ha rodado toda Victoria en un solo plano secuencia de 134 minutos. Todo un reto técnico e interpretativo del que tanto el director de fotografía y camarógrafo Sturla Brandth Grøvlen como la catalana Laia Costa salen muy bien parados. La película en sí, no tanto. Queda lastrada por la limitación que supone ese largo plano secuencia y el inconsistente guión, sobretodo en la primera parte, más festiva, del metraje. Ciertamente la película cambia el tono y te hace dar un brinco en la butaca en la segunda parte, pero no consigue mantener esa tensión hasta el final. (* * *)


sábado, 19 de diciembre de 2015

Taxi Teherán - Jafar Panahi


Título: Taxi Teherán
Título original: Taxi
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Irán / 82' / Versión original subtitulada
Director: Jafar Panahi
Reparto: Jafar Panahi. Falso documental no autorizado por el gobierno de Irán, por lo que no constan títulos de crédito.

Sinopsis: Un taxi recorre las vibrantes y coloridas calles de Teherán. Pasajeros muy diversos entran en el taxi y expresan abiertamente su opinión mientras son entrevistados por el conductor que no es otro que el director del film, Jafar Panahi. Su cámara, colocada en el salpicadero del vehículo, captura el espíritu de la sociedad iraní a través de este viaje. (FILMAFFINITY)

Comentario personal: Panahi es un cineasta. Y a un cineasta la censura no puede pararlo. Simplemente consigue que agudice el ingenio y filme, aunque sea con cámaras instaladas en el interior de un taxi que circula por la calles de Teherán. Panahi en persona conduce ese taxi y las diferentes personas que montan en él son las que Panahi utiliza para realizar un retrato del Irán actual, bajo esa censura que está consiguiendo que cada vez sea más difícil que artistas como él consigan realizar sus proyectos. Cine con mayúsculas. (* * * *)


viernes, 18 de diciembre de 2015

EMM 13 - En Mi Mesa Octubre 2015


La acumulación de libros sin leer en las estanterías de mi casa hacen que haya tomado la decisión de contener la incorporación de nuevos títulos a mi biblioteca. Así pues, esta sección del blog verá pocas novedades en los próximos meses, pero me resulta imposible entrar en una librería y no sucumbir a la tentación. Este mes de octubre fueron dos: "La fiesta de la insignificancia" de Milan Kundera y "Ventajas de viajar en tren" de Antonio Orejudo, los dos publicados ahora en la colección Maxi de la editorial Tusquets.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Deuda de honor - Tommy Lee Jones

Título: Deuda de honor
Título original: The homesman
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Usa / 84' / Versión original subtitulada
Director: Tommy Lee Jones
Reparto: Tommy Lee Jones, Hilary Swank, Grace Gummer, Miranda Otto, Sonja Richter

Sinopsis: Nebraska, 1855. Mary Bee Cuddy (Hilary Swank), una mujer solitaria que vive en un remoto pueblo del Medio Oeste, es elegida por la Iglesia para hacer regresar al mundo civilizado a tres mujeres que han perdido la razón. Para ello, cuenta con Briggs (Tommy Lee Jones), un delincuente al que salva de la horca con la condición de que la ayude a ejecutar su misión. Juntos emprenden un largo y peligroso viaje a través del desierto, desde Nebraska hasta Iowa, en el que tendrán que enfrentarse a toda clase de peligros. (FILMAFFINITY)

Comentario personal: Inexplicablemente esta segunda incursión de Tommy Lee Jones en la dirección ha tardado exactamente un año en estrenarse en España. Y no será porque esta Deuda de honor no merezca toda la atención del público. Tommy Lee bebe de las mejores fuentes del western; aquí encontramos reminiscencias de Centauros del desierto, Caravana de mujeres, Dos cabalgan juntos o de la más reciente Sin perdón. Hilary Swank encarna a una mujer de caracter, las que conquistaron el oeste mano a mano con los hombres y que sufrieron las mismas o mayores visicitudes que ellos. Su interpretación está a la altura de su premiado trabajo en Million dollar baby. Película dura, árida y de gran belleza, como ese oeste de mediados del siglo XIX en el que se mueve. (* * * *)

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Mistress America - Noah Baumbach


 Título: Mistress America
Título original: Mistress America
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Usa / 84' / Versión original subtitulada
Director: Noah Baumbach
Reparto:Greta Gerwig, Lola Kirke, Matthew Shear, Jasmine Cephas-Jones

Sinopsis: La vida de Tracy (Lola Kirke), una joven solitaria y muy poco popular estudiante de primer año, sufre un completo cambio cuando aparece en escena la impetuosa y aventurera Brooke (Greta Gerwig), una treintañera que se va a convertir en su hermanastra, pues la madre de Tracy está a punto de casarse con el padre de Brooke. (FILMAFFINITY)

Comentario personal:   Una de mis debilidades es la ciudad de Nueva York, así que me lance de cabeza a Mistress America. Las aventuras de Tracy (Lola Kirke), persiguiendo cual perrito faldero a Brooke (Greta Gerwig), esa hermanastra recién conocida y que disfruta de una vida que, a primera vista, cualquier joven querría vivir en Nueva York, se convierte en inspiración de la escritora en ciernes que es Tracy. Pero la vida de Brooke no es todo color de rosa, y poco a poco Lola se va dando cuenta de las inseguridades y las carencias vitales de esa hermanastra idílica. Baumbach y Gerwig firman a medias el guión, que debe tener mucho de la improvisación de Gerwig en cada escena, pero que a la vez debilita la estructura de la película. No he conseguido engancharme al mundo que el duo Baumbach-Gerwig pretendía crear. Otra vez será. (* *)

martes, 15 de diciembre de 2015

Marte (The martian) Ridley Scott

Título: Marte (The martian)
Título original: The martian
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Usa / 142' / Versión doblada
Director: Ridley Scott
Reparto: Matt Damon, Jessica Chastain, Chiwetel Ejiofor, Jeff Daniels, Kate Mara

Sinopsis: Durante una misión tripulada a Marte, el astronauta Mark Watney es dado por muerto tras una terrible tormenta y abandonado por la tripulación, que pone rumbo de vuelta a la Tierra. Pero Watney ha sobrevivido y se encuentra atrapado y solo en el hostil planeta rojo. Con suministros escasos, deberá recurrir a su ingenio y a su instinto de supervivencia para encontrar la manera de comunicar a la Tierra que sigue vivo. (FILMAFFINITY)


Comentario personal:   Catalogar Marte como película de ciencia-ficción no sería del todo exacto. Es una ciencia-ficción al estilo de Isaac Asimov, que escribía ficción pero teniendo muy encuenta la ciencia. Todo en Marte es muy plausible, hasta donde llegan mis conocimientos cientificos, que son pocos por no decir escasos. La película destila un aire de verosimilitud que hace que te enganches a la historia, y Matt Damon aguanta el tipo perfectamente como único actor en esas largas escenas en el planeta rojo, sin nadie que le de la réplica o le ayude a sostener la trama. Marte es una de las mejor películas de Ridley Scott en los últimos años; posiblemente la mejor desde Black Hawk derribado. Los 142 minutos de metraje pasan volando. (* * * *)

lunes, 14 de diciembre de 2015

Truman - Cesc Gay

Título: Truman
Año / País / Min / Ver. :
2015 / España / 108' / Versión original
Director: Cesc Gay
Reparto: Ricardo Darín, Javier Cámara, Dolores Fonzi

Sinopsis: Julián y Tomás, dos amigos de la infancia que han llegado a la madurez, se reúnen después de muchos años y pasan juntos unos días inolvidables, sobre todo porque éste será su último encuentro, su despedida. (FILMAFFINITY)


Comentario personal: Truman es el viejo perro de Julián (Ricardo Darín), que anda preocupado por quién lo cuidará cuando él ya no esté. Julián lo quiere dejar todo atado y bien atado, quiere despedirse de este mundo mejor de lo que ha vivido en él (separado de su mujer, distanciado de su hijo). Tomás (Javier Cámara) es su amigo de toda la vida. Ese que siempre tienes aunque tu vivas en Madrid y él en Canadá. Tomás es la última opción de Paula (Dolores Fonzi), la prima de Julián, para que éste cambie de idea. Nos encontramos ante una película sobre la vida, sobre como se vive y como se muere, y de como te relaciones con las personas que la comparten contigo. La película está llena de verdades, y dada la situación, con un punto de comedia, porque esas verdades, como la vida, necesitan un poco de humor para seguir adelante. Cesc Gay se rodea de su equipo habitual, tanto técnico como artístico, y consigue, una vez más, que los actores den lo mejor de si mismos y que el espectador entre de lleno en la historia. La química entre Darín y Cámara es extraordinaria, como si realmente fueran amigos de toda la vida. No me extraña esa Concha de Plata ex aequo que el Festival de San Sebastián les otorgó.  (* * * *)

domingo, 13 de diciembre de 2015

World Press Photo 2015


Título de la exposición: World Press Photo 2015
Arte: Fotografía
Lugar: Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB)
Fechas: del 12/nov/15 al 13/dic/15

Contexto:  La fundación World Press Photo se dedica a desarrollar y promover el trabajo de los fotoperiodistas, con una serie de actividades e iniciativas alrededor del mundo desde 1955. El concurso anual que organiza la World Press Photo ha crecido hasta convertirse en uno de los premios más prestigiosos en el fotoperiodismo, y la exposición itinerante de los trabajos galardonados es vista por más de 3´5 millones de personas en todo el mundo cada año. En la exposición de este año se pueden ver las 134 instantáneas y 7 piezas multimedia premiadas en la última edición del concurso. (Fuente: World Press Photo Fundation)

Comentario personal: la cita anual con la World Press Photo es para mí ineludible desde hace ya unos cuantos años. En estos premiados trabajos de fotoperiodismo se repasa lo sucedido en el mundo durante este año como el conflicto de Ucrania, el éxodo de personas hacia Europa o la epidemia de Ébola en Sierra Leona entre otros temas de denuncia o drama social. Tambien hay un lado más amable como las categorias de naturaleza o deportes.
La ganadora del premio a la "Fotografía del año" ha sido la titulada "Jon and Alex" del danés Mads Nissen que denuncia la situación de homofobia que sufren los gays en Rusia. Como ya sucedió con algunos trabajos premiados en años anteriores, los más puristas del fotoperiodismo acusan a Nissen de que la fotografía no es espontanea sino que ha sido preparada, escenificada para el fotógrafo. No se puede discutir la calidad de la fotografía, ni su transfondo de denuncia, pero de igual manera no se puede negar el "posado". Si la espontaneidad debe ser una característica del fotoperiodismo o la característica principal debe ser la realidad que retrata es una discusión que nos llevaría mucho tiempo y esfuerzo. Incluso a grandes maestros como Robert Capa le acusaron de "escenificar" algunas de sus fotos más reconocidas. Mejor disfrutemos de estas magníficas fotografías (hasta hoy en Barcelona y a partir del 13 de febrero de 2016 en Valencia) y aprendamos un poco más de este mundo en el que vivimos.



martes, 8 de diciembre de 2015

El clan - Pablo Trapero

Título: El clan
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Argentina / 110' / Versión original
Director: Pablo Trapero
Reparto: Guillermo Francella, Peter Lazani, Inés Popovich, Gastón Cocchiarale

Sinopsis: La historia se basa en el caso policial del Clan Puccio, que conmocionó a la sociedad argentina a principios de los 80. Tras la aparente normalidad de los Puccio se oculta un siniestro clan dedicado al secuestro y al asesinato. Arquímedes, el patriarca, lidera y planifica las operaciones. Alejandro, el hijo mayor, estrella de un club de rugby, se sirve de su popularidad para no levantar sospechas. Los demás miembros de la familia son cómplices en mayor o menor grado de los crímenes del clan y viven de los beneficios obtenidos de los rescates que pagan los familiares de los secuestrados. (FILMAFFINITY)


Comentario personal: "La realidad supera la ficción", esa frase tan manida y que encabeza tanto el cartel como el trailer de El clan, no puede ser más acertada. Los "desocupados" de la dictadura militar argentina, personificados en este magnífico Arquímedes Puccio de Guillermo Francella, se buscaron la vida haciendo lo que mejor se les daba: secuestrar, torturar y asesinar. Tenemos ejemplos de la oscura historia de la dictadura militar argentina en la filmografía del país sudamericano (p.e. Garage Olympo), pero la novedad aquí es esa cotidianidad con la que la familia Puccio, "el clan" al que alude el título, realiza ese "trabajo". Trapero, del que hace poco recuperé Carancho (si no la han visto, no duden en recuperarla en dvd) y del que ya había visto Mundo grúa, Familía rodante y Elefante blanco, es una apuesta segura en la realización. Mención merece también la música (rock ochentero) que acompaña cada escena. Seleccionada por Argentina para competir por el Oscar a mejor película extranjera, tendrá que competir con Loreak por ser una de las cinco seleccionadas de la Academia de Hollywood. Las dos son merecedoras de esa distinción. (* * * *)

lunes, 7 de diciembre de 2015

Una pastelería en Tokio - Naomi Kawase


Título: Una pastelería en Tokio
Título original: An
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Japón / 113' / Versión doblada.
Director: Naomi Kawase
Reparto: Kirin Kiki, Masatoshi Nagase, Kyara Uchida

Sinopsis: Sentaro tiene una pequeña pastelería en Tokio en la que sirve dorayakis (pastelitos rellenos de una pasta de judías llamada "an"). Cuando una simpática anciana se ofrece a ayudarle, él accede de mala gana, pero ella le demuestra que tiene un don especial para hacer "an". Gracias a su receta secreta, el pequeño negocio comienza a prosperar. Con el paso del tiempo, Sentaro y la anciana abrirán sus corazones para confiarse sus viejas heridas. (FILMAFFINITY)


Comentario personal: No había visto nada de Naomi Kawase, a la que tachan de hacer películas "dificiles", pero aquí consigue elaborar, con mucho cariño por los detalles, una deliciosa (nunca mejor dicho) historia de vitalidad. Las vidas de tres seres completamente dispares de origen, acaban componiendo una extraña unión casi familiar, en la que las dificultades se ven superadas precisamente por esas relaciones humanas y por la positividad que desprende la anciana Tokue. La plasticidad de los planos de la naturaleza que nos indica el paso del tiempo y por ende de la vida, así como la secuencia de la elaboración del anko, son pura mágia cinematográfica. Dicen que Kawase, con esta película, más accesible, quiere llegar al gran público: espero que lo consiga porque es una película que no hay que perderse. (* * * *)

domingo, 6 de diciembre de 2015

El becario - Nancy Meyers



Título: El becario
Título original: The intern
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Usa / 121' / Versión doblada
Director: Nancy Meyers
Reparto:Robert de Niro, Anne Hathaway, Rene Russo, Anders Holm


Sinopsis: La joven dueña de un exitoso negocio online dedicado a la moda acepta a regañadientes que la compañía contrate como becario a un hombre de 70 años, pero poco a poco irá dándose cuenta de que ese hombre es alguien indispensable para la empresa. (FILMAFFINITY)


Comentario personal: Meyers, de Niro y Hathaway, son un trio que te garantiza un mínimo de calidad en el producto, elaborando aquí una comedia apeticible (para un domingo por la tarde como hoy) pero que no consiguen ir un paso más allá. El punto de partida y parte del desarrollo están bien, pero por momentos la historia hace aguas e incluso Hathaway se pierde en ese conjunto de secundarios bastante mal bastidos. En cualquier caso, recomendable para pasar un buen rato sin pretensiones. (* *)

sábado, 5 de diciembre de 2015

Black Mass - Scott Cooper

Título: Black Mass: estrictamente criminal
Título original: Black Mass
Año / País / Min / Ver. :
2015 / Usa / 122' / Versión doblada.
Director: Scott Cooper
Reparto: Johnny Deep, Joel Edgerton, Benedict Cumberbatch, Kevin Bacon

Sinopsis: Boston, años 70. El agente del FBI John Connolly (Joel Edgerton) convence a Whitey Bulger (Johnny Depp), un mafioso irlandés, para que colabore con el FBI con el fin de eliminar a un enemigo común: la mafia italiana. Esta nefasta alianza provoca una espiral de violencia que permite a Whitey eludir el control de la ley, consolidar su poder y convertirse en uno de los más implacables y poderosos gangsters de la historia de Boston. (FILMAFFINITY)


Comentario personal: Si hay algo que destaca por encima de todo en "Black Mass" es el soberbio trabajo de Johnny Deep. La caracterización, su gestualidad y esa mirada de violencia contenida (solo a veces contenida) hace que no veamos a Jack Sparrow ni a su intérprete por ningún sitio. Scott Cooper, del que ya había visto (y disfrutado) su estupenda "Crazy heart" elabora una especie de biopic del mafioso Whitey Bulger, con aires setenteros y reminiscencias de "Uno de los nuestros" y "Casino". Para el recuerdo me queda la escena de Deep, Cumberbatch y Harbour sentados en la mesa de la cocina de la madre de los Bulger. (* * *)

viernes, 4 de diciembre de 2015

Barcelona, nit d'hivern - Dani de la Orden


Títol: Barcelona, nit d'hivern
Any / Pais / Min / Ver. :
2015 / Espanya / 95' / Versió original
Director: Dani de la Orden
Repartiment: Asunción Balaguer, Montserrat Carulla, Vicky Luengo, Àlex Maruny, Miki Esparbé, Bárbara Santa-Cruz, Alberto San Juan, Alexandra Jimenez, Clara Segura, Berto Romero, Abel Folk, Fanny Gautier.


Sinopsi:  A Barcelona, durant la màgica Nit de Reis, diversos personatges viuen històries d'amor romàntiques, esbojarrades i en ocasions, agredolces.

El Rei Melcior sembla haver perdut el cap quan al mig de la cavalcada de reis, salta de la seva carrossa per empaitar una noia que va ser el seu primer amor.

L'amistat entre l'Adrià i l'Àngel sembla indestructible fins que veuen que están intentant lligar amb la mateixa noia, la Silvia, una repartidora de menjar a domicili. 

Mentrés, l'Òscar, un jove romàntic al que li han trencat mil vegades el cor, decideix comportar-se com un "fucker" i passar de l'amor.

Per contra, Carme, una adorable iaia de 81 anys, s'arma de valor per revelar a la seva familia, que està enamorada i manté una relació sentimental amb la seva millor amiga.

Per la seva banda, la Laura i el Carles, ja són pares, però continuen sense saber com afrontar la nova situació i decideixen separar-se.

A l'última història, una jove francesa viatja a Barcelona cercant en Jaume, un vell de 90 anys, per parlar-li de la seva àvia Cécile. Llavors, ell recordarà la seva trista història d'amor entre tots dos, quan la guerra els va separar per sempre. (FILMAFFINITY)


Comentari personal: Fa uns dies vaig assistir a la preestrena d'aquesta pel·lícula a Tarragona, i ara que l'estrenen oficialment, crec que es bon moment per dir el què. Després de l'èxit de "Barcelona, nit d'estiu" Dani de la Orden es llença de nou als carrers de la ciutat comtal per desenvolupar sis noves històries. En algunes, recuperem personatges d'aquella primera pel·licula, com la parella Laura i Carles (Santa-Cruz i Esparbé), o en Jordi (Monner) ara en un sopar familiar molt peculiar. Son precisament aquestes històries les que millor funcionen, juntament amb la de l'Òscar i l'Olga (Maruny i Luengo). Per altra banda les històries de Melcior (San Juan) i la jove francesa (Gautier) són les més fluixes.

Com acostuma a passar en les pel·lícules amb varies històries, el resultat acostuma a ser irregular, encara que en aquest cas, de la Orden, aconsegueix un conjunt força acceptable. I per aquestes dates, unes històries d'amor sempre venen de gust.(* * *